Productores visitaron cultivos pilotos de garbanzo y lentejas en la EEAA

Con la finalidad de dar a conocer los cultivos pilotos de garbanzos, porotos y lentejas y sus diferentes formas de manejo agroecológico se desarrolló un día de campo en la Estación Experimental Agropecuaria Austral de la Universidad Austral de Chile, ubicada en Cabo Blanco en Valdivia.

Esta actividad es parte de los encuentros mensuales que se desarrollan como parte del Proyecto FIC “Cadena de valor agroecológica de legumbres”, financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Los Ríos y su Consejo Regional. Esta iniciativa es ejecutada por la Facultad de Ciencias Agrarias y Alimentarias de la UACh en conjunto con la Cooperativa de Consumo Responsable “La Manzana”.

En la ocasión participaron agricultores y agricultoras que están cultivando legumbres en la región de los Ríos, estudiantes, académicos, consumidores responsables representados por los miembros de la cooperativa la manzana, académicos, todos miembros de la comunidad de aprendizaje de legumbres, que se conformó al alero de este proyecto además de voluntarios de la ONG Italiana COMI.

En la oportunidad, la Directora del Proyecto y académica del Instituto de Producción y Sanidad Vegetal,  Dra. Carolina Lizana, señaló que los y las asistentes pudieron conocer la evaluación de diferentes fechas de siembra y variedades de legumbres con el objetivo de recomendar aquellas mejor adaptadas y más pertinentes a los agricultores de la región. Comentó además que este mismo ensayo está replicado en la Región Metropolitana a cargo de la Prof. Cecilia Baginsky, de modo que se podrá comparar el crecimiento de las legumbres en dos ambientes muy contrastantes.

“Estos resultados se sumarán a los obtenidos por el proyecto en la temporada anterior en donde se evaluaron densidades de siembra y uso de riego. Un particular interés hubo por parte de los agricultores sobre las herramientas utilizadas para la siembra y el control de malezas, herramientas de uso manual, que pueden replicarse y reducir la carga de mano de obra de estos cultivos”, sostuvo la académica.

Jana Rohrbach, gerenta de la Cooperativa La Manzana destaca que lo particular y lo valioso del proyecto es que trabaja con diferentes realidades, tanto con la mirada académica e investigativa como con los procesos de producción de pequeños productores de la Región.

En este sentido, expresó, se han hecho siembras de legumbres en los predios de la UACh, de la Universidad de Chile y en los campos de seis agricultores agroecológicos. Son justamente las diferencias de los contextos que contribuyen a que el proyecto genere una mayor diversidad de experiencias en el cultivo de legumbres en nuestra región.

Sobre los experimentos

Asimismo, el Dr. Mauricio González, académicos del IPSV comentó sobre dos experimentos que se realizan bajo este financiamiento, y que corresponden a entender los efectos de manejos que apuntan hacia el control de malezas y el aumento de la fertilidad del suelo, utilizando prácticas agroecológicas.

“Para el caso del control de malezas, se están utilizando especies como avena, centeno y alforfón. Además de agregar una capa de mulch de paja de trigo sobre la superficie del suelo, mostrando preliminarmente, todos los tratamientos y sus efectos importantes en la reducción de malezas. No obstante, es importante esperar a finalizar el experimento para poder sacar conclusiones sobre estos manejos, antes que agricultores agroecológicos y orgánicos los puedan aplicar en sus predios”, sostuvo el Profesor de la UACh.

Por otro lado, explicó que, en el experimento asociado a fertilidad del suelo, se están probando distintas enmiendas orgánicas como guano de bovino, guano de ovino y bokashi, en dos dosis de 5 y 10 toneladas por hectárea.

“Lo anterior, nos permitirá entender el efecto de estas enmiendas sobre el crecimiento y desarrollo de un cultivo de poroto, pero, además, conocer si podemos reducir la dosis recomendada de 10 toneladas por hectárea, a 5 toneladas, lo cual podría contribuir a reducir la necesidad utilizar este tipo de enmiendas, con impactos importantes sobre el tiempo y energía utilizadas en su preparación y aplicación, así como reducir impactos sobre la liberación de gases de efecto invernadero”, recalcó.

Fotos gentileza proyecto