Estudiantes presentaron resultados de iniciativas estudiantiles

Como una forma de mostrar distintos aspectos de lo aprendido en sus proyectos estudiantes de las carreras de Agronomía e Ingeniería en Alimentos de la Universidad Austral de Chile, se reunieron con sus compañeras (as) para contar distintos aspectos de las Iniciativas Estudiantiles financiadas por la Facultad de Ciencias Agrarias y Alimentarias el 2022.
Es así que se efectuó una actividad en el Auditorio Decano Ricardo Westermeyer en la que estuvo presente el Decano, José Dörner; la coordinadora de Vinculación con el Medio de esta Facultad, Silvana Bravo y la Directora de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) de la UACh, Constanza Angulo.

En ese contexto, la Profesora Silvana Bravo valoró la participación de los y las estudiantes en este tipo de actividades, por el aporte que implican no solo para su formación profesional sino también en su desarrollo personal, conectándoles con las necesidades urgente del medio. Invitando a todos y todas las asistentes a postular con nuevas ideas para la convocatoria de iniciativas estudiantiles de este 2023 de nuestra facultad, convocatoria que se abre este mes de abril.

Las iniciativas presentadas fueron las siguientes:

“Implementación de un huerto comunitario sostenible en condominio de viviendas tuteladas (CVT) Nueva Esperanza, Valdivia”, liderado por el estudiante de Agronomía Christian Guillermo Chávez Oyarzún.

• “Huerto para el Establecimiento de Larga Estadía para el Adulto Mayor”, cuyo responsable Kevin Quinteros Muñoz, alumno de la carrera de Agronomía y en cuya propuesta participan estudiantes de Ingeniería en Alimentos.

Agrupación Cultiva Funaltun , que tiene entre sus objetivos compartir, promover y practicar la agroecología y generar un espacio experimentar para probar y observar técnicas sustentables, además de compartir conocimientos y generar lazos.

Para Christian Chávez impulsar el proyecto en el CVTF fue un desafío integral: primero había que postular el proyecto, darle un sentido, acercarse a la gente con la que se trabajaría y para ello se requirió profundizar no solo conocimientos de agricultura sino también de terapia ocupacional y psicología. Unos de los aspectos positivos ha sido la gratitud de las usuarias y el aprendizaje de llevar conocimiento científico a un lenguaje más accesible por la comunidad.

Por su parte, Martín Gómez, indicó que uno de los aspectos más importantes es la “interacción, la organización comunitaria, y también personal que hay detrás de estas iniciativas. E algo motivante, sobre todo hoy en día que existe mucho interés por conocer y encontrar formas alternativas de relacionarnos y que también hay harta energía movilizándose hacia este tipo de proyectos en el territorio. La idea es aportar con lo que se pueda desde este espacio universitario”.

Por último, Kevin Quinteros expresó que se siente «tranquilo y muy entusiasmado con seguir aportando a las comunidades y fomentar práctica ecológicas, fue una experiencia que dejó mucho aprendizaje y fue todo un desafío, fue muy gratificante la ejecución del proyecto y el trabajo con los residentes».