La importancia fundamental de la leche para la alimentación humana

Instituto de Ciencia y Tecnología de los AlimentosTodas las NoticiasLos comentarios están deshabilitados en La importancia fundamental de la leche para la alimentación humana

La alimentación posee un rol fundamental en el estado de nutrición de cualquier individuo. Uno de los alimentos más esenciales en la vida de las personas es la leche. La leche está considerada como una mezcla homogénea formada por un considerable número de sustancias nutritivas, destacando las proteínas y el calcio.

Las proteínas que contiene la leche son de alto valor biológico y se requieren para renovar y reparar tejidos. A su vez, el calcio sirve para mantener los huesos sanos y firmes, tornándose indispensable para el crecimiento oseo en los niños y para mantener la integridad de los huesos en adultos.

Además, posee hidratos de carbono; como la lactosa, grasas, vitaminas liposolubles (A, D y E), vitaminas hidrosolubles como las del complejo B, explica la Dra. Romina Abarca O., académica del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos (ICYTAL) de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Austral de Chile.

“En base a su composición, el valor nutricional de la leche se torna superior al de otros alimentos de la pirámide alimenticia, lo que se explica por el balance nutritivo de sus componentes de sus componentes”, sostiene la docente

Es ente contexto – dice-  que organismos internacionales como la FAO y la UNESCO la recomiendan como un alimento insustituible para la nutrición humana, sobre todo en niños.

 

¿Para qué grupos etarios es aún más importante el consumo de leche?

Para la Dra. Abarca el consumo de leche y sus derivados es relevantes en todas las etapas de la vida, pero se torna aún más relevante en ciertas etapas de la vida, como la infancia y la adolescencia, embarazo, lactancia y tercera edad.

“En primera instancia los niños reciben la nutrición láctea mediante la lactancia materna, leches infantiles, o leche de vaca, pero esta última por sobre el año de vida. Se considera que una ingesta diaria de 2 a 3 raciones de leche de vaca responde en gran medida a las necesidades de calcio en niños mayores de 2 años”, indica la especialista.

A la vez, subraya-  este alimento provee de vitaminas del grupo B, vitamina A, grasas, hidratos de carbono y magnesio. “Llegando a la adolescencia, el individuo posee una mayor autonomía en su alimentación, lo cual muchas veces los lleva a consumir mayor cantidad de “comida rápida” fuera del hogar, los que tienen la característica de ser hipercalóricos, altos en sodio y grasas saturadas”.

“Observándose así, déficit en los niveles de calcio y proteínas de alto valor biológico. En este aspecto, una dieta con bajo aporte proteico disminuye la absorción intestinal del calcio. Así como también, perjudica crecimiento y desarrollo”, expresa la profesora de la UACh.

Además explica que las etapas de gestación y lactancia demandan una cantidad adicional de energía y nutrientes, ya que la necesidad de calcio se ve incrementada, los requerimientos ascienden alrededor de 1000 mg de Ca al día para embarazadas y en el periodo de amamantamiento 1200 mg/día. Y en ambos casos.

Afirma- se requieren alrededor de 71 gramos de proteínas diariamente. Para alcanzar estas cantidades se deben consumir 3 raciones diarias de productos lácteos.

En la tercera edad, el consumo de lácteos se vuelve clave, ya que los huesos avanzan hacia una etapa de debilidad, en especial en el caso de las mujeres, quienes poseen mayor probabilidad de sufrir osteoporosis.

 ¿Chile esté bajo los índices de consumo promedio mundial de leche?

En Chile, el consumo de leche y sus derivados alcanza alrededor de 151,6 litros per cápita al año, entre los que destaca la ingesta de quesos y quesillos con 9,6 kg equivalente a 71,5 litros de leche; leche fluida de todos los tipos con 28 litros per cápita al año; yogurt y leche cultivada con 14 litros; y otros productos como la mantequilla, manjar, crema y otros, equivalentes a 38,1 litros de leche por persona en el año.

“Este valor está por debajo de lo recomendado por la FAO y la Organización Mundial de la Salud (30 litros menos). Aunque el país se ubica sobre el promedio mundial 104 litros per cápita al año, está lejos de los países desarrollados, 244 litros per cápita al año y de vecinos cercanos como Argentina y Uruguay que sobrepasan los 200 litros”, indica la Dra. Abarca.

“A pesar de esto, los estudios actuales de consumo de leche en Chile muestran que durante los próximos seis años el consumo de leche blanca fluida crecería 4,9%, llegando a 279,2 millones de litros en 2022”, subraya.

 Consejos para incrementar su consumo

Para la Profesora Romina Abarca es muy necesario educar desde pequeños a los niños sobre la importancia de una buena alimentación y concientizándolos acerca del consumo de productos con un alto nivel nutricional como lo es la leche.

Asimismo – manifestó- que un rol importante lo tienen las campañas en los medios de difusión, como televisión, radios, etc., para incentivar el  consumo de leche, mostrando así sus aspectos benéficos y dando a conocer otros productos que la posean en su composición.

Por ejemplo, a nivel mundial la leche ha sido reconocida por sus propiedades nutricionales, las que contribuirían a enriquecer la dieta de las personas con importantes aportes funcionales para cada etapa de la vida. Es por este que, la OMS y la FAO desde el año 2001 instauraron el “Día Mundial de la Leche”, expresó Romina.

 

Comments are closed.

© 2016 RD Project

X