La importancia de contar con un biocontrolador en base a hongos nativos endófitos para combatir el gusano blanco en praderas de ballica

Noticias de InvestigaciónTodas las NoticiasLos comentarios están deshabilitados en La importancia de contar con un biocontrolador en base a hongos nativos endófitos para combatir el gusano blanco en praderas de ballica

Escrito por el Dr. Oscar Martínez, académico de la Facultad de Ciencias de la UACh e investigador del proyecto FIC “Biocontrolador de Hongos Endofitos Nativos (HEN)” ( El Dr. MáXimo Alonso, Director del IPA, es Director Alterno de esta iniciativa)

Una de las principales plagas de insectos de importancia agrícola es Hylamorpha elegans (Burm.) comúnmente conocido como “gusano blanco” en su estado larval, y como “pololo verde” en su estado adulto. Este insecto causa importantes daños en praderas de pastoreo, especialmente aquellas compuesta de ballica (Lolium perenne L.), cuando está en su tercer estadio larvario, ya que se alimenta principalmente del sistema radical de las plantas (Palma, 2004; Millas y Carrillo, 2010). El daño se observa con la aparición de manchas amarillentas en las praderas debido a la muerte de las plantas, y posteriormente la aparición de sectores del suelo sin cobertura vegetal. Las altas poblaciones de gusanos blancos alteran marcadamente la composición de las praderas ya sea por la alimentación selectiva de una o más especies o por la alimentación indiscriminada de todas las especies (Palma, 2004; Millas y Carrillo, 2010).

En la actualidad, el control de gusano blanco control se basa principalmente en el uso de insecticidas (Cuadro 1), sin embargo, la movilidad de las larvas en el perfil del suelo por cambios de humedad, temperatura y disponibilidad de raíces para alimento disminuyen la efectividad (Rodríguez y col., 2004). Además, los insecticidas no son capaces de penetrar bajo el suelo y los que incorporan al momento de la siembra, sólo tienen un efecto muy limitado en el tiempo (Durán, 2002). En suelos con algo contenido de materia orgánica (≥ 10%), como son los que predominan en la región, se deben aumentar las dosis de aplicación de muchos insecticidas, lo que conlleva obvias repercusiones negativas económicas y ambientales. En general, el control químico de este gusano no ha sido satisfactorio llegando, en el mejor de los casos, a niveles cercanos al 50% (Vásquez, 1997). Por otra parte, el  uso  de  insecticidas  ocasiona  en  el  suelo  pérdida  de  fertilidad,  al disminuir la  flora  microbiana  benéfica  que  participa  en  los  ciclos  del  carbono  y  del nitrógeno, vitales para la nutrición vegetal (Aktar y col., 2009).

Debido a los problemas de toxicidad y residualidad que generan el uso de insecticidas (Devine y Furlong, 2007), se han buscado otras alternativas de control basadas en procedimientos agronómicos y  biológicos (Cuadro 1). Se han aplicado con relativo éxito prácticas de control culturales con maquinaria y animales para disminuir las poblaciones de este insecto en las praderas.

Es así que en el control cultural se hace uso de prácticas agronómicas rutinarias para crear un agroecosistema menos favorable al desarrollo y sobrevivencia del gusano blanco. Sin embargo, el uso de maquinarias implica aumentar los costos, y en general, estas prácticas son procedimientos de lucha preventiva antes que curativa. En la última década, se han explorado otros métodos de control más naturales, entre ellos destaca el control biológico basado en el uso de antagonistas y parásitos naturales del gusano blanco, entre los cuales se incluyen algunos insectos enemigos naturales y  hongo endófitos entomopatógenos, como Metarhizium spp. (Durán, 2002; Palma, 2004; Rodríguez y col., 2004). Una de las estrategias más utilizadas es el control biológico aumentativo, que consiste en aumentar de forma artificial (por ejemplo, a través de inoculaciones programadas) el agente biocontrolador de la especie que se desea controlar.

Los hongos endófitos están presentes tanto en la rizósfera y al interior de tejidos vegetales sanos durante una parte o todo su ciclo de vida sin causar daño a la planta, influyen sobre la fisiología de las plantas, aumentando su tolerancia contra estreses abióticos y herbívora de insectos, a través de la producción de un amplio rango de metabolitos fúngicos que incluyen alcaloides, esteroides, flavonoides, terpenoides, quinonas y fenoles (Schardl y col. 2014; Hughes, 2017). En particular, las especies de Metarhizium se destacan por su capacidad de parasitar insectos, y son capaces por si sólo y en asociación con la planta producir alcaloides que inhiben la herbivoría (forma de depredación en la que el organismo presa es una planta) por parte de los gusanos blancos, al menos en los estados larvarios L1 y L2 (Rodríguez y col., 2004; Schardl y col., 2014).

Cuadro 1. Sistemas de control de las poblaciones de gusano blanco en praderas.

Tipo de control

Descripción

Observaciones

Referencia

Químico Aplicación de  insecticidas: Clorpirifos, Acefato, Imidacloprid, Profenofos y Triflumuron Debido a los efectos colaterales que está práctica puede causar, es necesario hacer un manejo prudente con este y otro tipo de insecticidas. Durán, 2002
Cultural

(laboreo y manejo del suelo)

Preparación de suelos El empleo de preparaciones de suelo acuciosas en verano, con lo que es posible reducir las poblaciones de gusanos al exponerlos a la acción de los factores del medio y a las aves depredadoras. Gallardo, 1993
Rodillado al suelo con gran peso Se aplica en los momentos del ciclo en que el insecto se encuentra más cerca de la superficie, en su estado larval. Durán, 2002
Pisoteo con animales El empleo de una gran masa de animales también ayuda a reducir el número. Durán, 2002
Biológicos Favorecer los enemigos naturales. En el sur de Chile existe un conjunto de antagonistas constituidos por larvas de insectos de las familias Tachinidae, Asilidae, Carabidae y Tenebrionidae que podrían presentar una vía potencial de control de los estados larvarios de escarabaeidos, depredando sobre gusanos blancos Durán, 2002;

Palma, 2004

Hongos infectando a gusanos blancos Metarhizium anisopliae, Beauveria vermiconia Rodríguez y col, 2004;

 

 

Aportes del proyecto

Actualmente se está desarrollando en la Universidad Austral de Chile el proyecto “Biocontrolador de Hongos Endófitos Nativos (HEN)”, iniciativa financiada por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Los Ríos y su Consejo Regional, cuyo objetivo es el generar un biocontrolador en base a consorcios de HEN para el control del gusano blanco. En ese contexto, se desarrolla una formulación en base a un consorcio de HEN compuesto de más de un hongo, que han sido aislados desde larvas de gusanos colectados en praderas de la Región de Los Ríos.

Los HEN de esta formulación tienen el potencial de disminuir las poblaciones de gusano blanco hasta un nivel poblacional donde ya no sea dañino para las praderas, además, es una práctica económica, que no genera resistencia en las plagas, no pone en riesgo la salud de humana  y no afecta el medio  ambiente (Hughes, 2017). El uso de formulaciones con estos hongos debería formar parte de los componentes de los programas de manejo integrado de plagas y una alternativa  viable  para  los  productores de la Región de Los Ríos.

Referencias

Aktar, W., Sengupta, D., Chowdhury, A.  2009.  Impact of pesticides use in agriculture:  their benefits and hazards. Interdisciplinary  Toxicology 2(1): 1–12.

Devine, G.J., Furlong, M.J. 2007.  Insectice use: context and ecological consequences. Agric Human Values 24(3): 281–306.

Durán R., M.C. 2002. Determinación del daño causado por larvas de Hylamorpha elegans (Burmeister) en trigo Triticum aestivum L. Tesis Lic. Agr., Valdivia. Universidad Austral de Chile, Facultad de Ciencias Agrarias. 91 p.

Gallardo, B. 1993. Control cultural, químico y susceptibilidad de cuatro especies pratenses a Phytoloema herrmammi (Coleóptera: Scarabaeidae). Tesis Lic. Agr., Valdivia. Universidad Austral de Chile, Facultad de Ciencias Agrarias. 111 p.

Hughes, E. (ed.), 2017. Endophytic Fungi: Diversity, Characterization and Biocontrol.  Nova Publishers, New York.

Millas, P., Carrillo, R. 2010. Rate of soil egestion by larvae of Hylamorpha elegans (Burm.) and Phytoloema hermanni Germ. (Coleoptera: Scarabaeidae). Neotropical Entomology 39(5): 697–702.

Palma T., R.F. 2004. Relaciones entre densidades larvales de Hylamorpha elegans (Burmeister)(Coleoptera: Scarabaeidae), y el establecimiento y desarrollo de la especie pratense Lolium perenne L.Tesis Lic. Agr., Valdivia. Universidad Austral de Chile, Facultad de Ciencias Agrarias. 74 p.

Rodríguez, M., France, A., Gerding, M. 2004. Evaluación de dos cepas del hongo Metarhizium anisopliae Var. anisopliae (Metsh.) para el control de larvas de gusano blanco Hylamorpha elegans Burm. (Coleoptera: Scarabaeidae). Agricultura Técnica 64(1): 17–24.

Schardl C.L., Chen, L., Young, C.A. 2014. Fungal endophytes of grasses and morning glories, and their bioprotective alkaloids.  Natural Products. En: Osbourn, A., Goss, R.J., Carter, G.T. (eds.), Natural Products Discourse, Diversity, and Design. John Wiley & Sons, Inc.

Vásquez, V.H. 1997. Efectividad del salitre y su mezcla con insecticidas para el control del gusano blanco, Hylamorpha elegans (Burmeister) (Coleoptera: Scarabaeidae). Tesis Ing. Agr., Universidad de la Frontera. Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales. 82 p.

Comments are closed.

© 2019 RD Project

X