Investigan valor nutritivo de Brasicas forrajeras para vacas lecheras en la zona sur de Chile

AcadémicosEscuela de AgronomíaInstituto de Producción AnimalNoticias de EstudiantesNoticias de InvestigaciónNoticias de PostgradoTodas las NoticiasLos comentarios están deshabilitados en Investigan valor nutritivo de Brasicas forrajeras para vacas lecheras en la zona sur de Chile

*Los resultados de la Investigación también puede ser extrapolados a otros países donde estos forrajes sean utilizados.

 

Con el propósito de evaluar el valor nutritivo de brásicas forrajeras de utilización estival e invernal para vacas lecheras, el Dr. Juan Pablo Keim del Instituto de Producción Animal (IPA) de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Austral de Chile (UACh),se adjudicó un proyecto en la Dirección de Investigación de está casa de estudios.

En el estudio, titulado ” Evaluación evaluar el valor nutritivo de brásicas forrajeras de utilización estival e invernal” para vacas lecheras participan como  co investigadores los Dres. Oscar Balocchi, Director del Instituto de Producción Animal y Rubén Pulido Prodecano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UACh.

La investigación se desarrollará en los terrenos de la Estación Experimental Agropecuaria Austral (EEAA) de la UAch, ubicada en Cabo Blanco en Valdivia, pero los resultados serán aplicables en las  regiones de la Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.

“En estas zonas de nuestro país se produce leche en base a pradera y las brásicas, son utilizadas para suplir el déficit de alimento en períodos en que las praderas crecen poco o pierden calidad (invierno y verano). Por esto,  los resultados también puede ser extrapolados a otros países donde estos forrajes sean utilizados”, expresó el Dr. Keim.

El objetivo de la investigación, cuya duración es de dos años es determinar el valor nutritivo de variedades de brásicas forrajeras, basándose en estudios de degradabilidad ruminal in situ y de fermentación in vitro. “También evaluaremos aspectos agronómicos como la dinámica de crecimiento y el rendimiento de estos”, indicó el investigador.

Explicó, que  existen forrajes de buena calidad con un alto contenido energético. “Sin embargo, este alto contenido energético, no se traduce siempre en buenas respuestas productivas, las cuales por lo general son menores a las esperadas. Es por esto, que se necesitan estudios más precisos que el solo describir el contenido de nutrientes y es a eso es lo que apunta este proyecto con el uso de técnicas in situ e in vitro”.

In Situ in Vitro

Los estudios de degradabilidad ruminal in situ y de fermentación in vitro  simulan lo que les ocurre a los alimentos en el rumen del animal. En el caso del in situ, el alimento se coloca directamente en el rumen (vacas fistuladas) y se va sacando cada cierto tiempo para ver como las bacterias ruminales van fermentando/digiriendo el alimento.

El in vitro,  simular las condiciones ruminales dentro de botellas (se coloca licor ruminal mas saliva artificial) y  se observa qué productos se van obteniendo como consecuencia de la fermentación ruminal, ya que estos serán los que, finalmente, el animal tendrá disponibles para destinar para su nutrición.

“No realizaremos estudios en animales directamente, para eso se utilizarán las técnicas in situ e in vitro. Una vez que sepamos qué pasa aquí podríamos evaluar en los animales”, sostuvo el Prof. Keim.

Ensayos en terreno

Se establecerán dos ensayos a nivel de campo con parcelas de 4 por 6 metros y tres repeticiones por tratamiento. El primero,  contempla la siembra de cuatro variedades de nabo y cuatro variedades de raps. El segundo, en tanto, la siembra de cuatro variedades de col  y cuatro de rutabaga forrajera.

Todos los cultivos serán cosechados y separados en componentes del rendimiento (raíz y hoja para nabo y rutabaga, tallo y hoja para rapas y col) pesados y luego determinado el contenido de materia seca.

En tanto el material liofilizado,  será utilizado para determinar la dinámica de degradación ruminal in situ y fermentación in vitro.

Finalizado el proyecto,  se espera generar información científica respecto al valor nutritivo de las brásicas forrajeras, diferencias entre especies y variedades de una misma especie, la cual podrá ser usada al momento de formular raciones de vacas lecheras en pastoreo, durante invierno y verano.

Otro aporte de la investigación – según el Dr. Keim- es que permitirá conocer mejor cómo “se comportan estos forrajes cuando son consumidos por el animal, entonces permitirá generar información aplicable para que los productores consideren qué especie elegir y si es que es importante una determinada variedad desde el punto nutritivo, ya que hasta ahora sólo se eligen en base a la producción de materia seca y a los días de madurez”.

Comments are closed.

© 2016 RD Project

X